ORACIÓN DE LA NOCHE DEL JUEVES 15 DE FEBRERO

Dios de mi corazón, por la esperanza aguardo tus promesas de paz y felicidad, porque estoy seguro de que como un escudo me rodea tu favor. Tú eres mi roca y mi protección. Nada temo, mi Dios porque tu vas conmigo y me proteges siempre de todo mal y peligro. Aunque haya tenido días duros, llenos de problemas y adversidades, con tu gracia, has sabido mostrarme momentos de bendición.

Señor, por el amor que has derramado en mi corazón, guardo tus palabras y las convierto en norma en mi vida, para que en todos los lugares donde estoy cada día, reinen la paz y el amor. Me has capacitado para hacer grandes cosas. Confío en que en este momento me acompañas.

Acudo a Ti Señor, en esta noche, para que me llenes de tu alegría, para que renueves esa fuerza esperanzadora que levanta del suelo a todos quienes confiados a Ti buscan ayuda. Confío en que pondrás tu fuerza en mi corazón para que yo pueda salir adelante. Aumenta mi fe, para tener siempre la mente fija en la esperanza que va más allá de todo lo terreno. Sé que no me abandonas, aunque vuelva a cometer los errores una y otra vez, sabes que no es mi intención hacerlo.

Ven y pasa tu mano sanadora sobre mí y lléname de tu fuerza y serenidad en medio de las pruebas. Ayúdame a desterrar el miedo y el dolor, a disipar mis angustias y a poner freno a la desesperanza que me invita a caminos de soledades y frustraciones.

Ven y abre caminos de esperanza para mí. Confío en tu poder, confío en que ninguna contrariedad me quitará el ánimo de seguir luchando. Gracias Señor porque en Ti me siento protegido y amado.

Amén.

Déjanos tu comentario