ORACIÓN DE LA NOCHE DEL JUEVES 12 DE ABRIL

Señor, en tus manos pongo el descanso de hoy para que ninguna preocupación angustie mi corazón. Gracias porque nunca me dejas sólo y siempre me estás llenando de tu amor. Hoy te pido, Padre Dios, que me des capacidad para no reaccionar inmediatamente ante las adversidades, sino saber encontrar en ellas todas las enseñanzas que me quieres dar. Gracias, mi Dios, por darme la oportunidad de comprender que las dificultades y los problemas pueden ser bendiciones para mí. Dame Señor, paz en el corazón, apertura en la mente, y fuerzas en las manos para alcanzar mis sueños siguiendo tu camino de salvación.

Gracias por tu Misericordia infinita, porque siempre que acudo arrepentido, me perdonas y sanas las heridas de mi corazón; esas que solo Tu Amor puede sanar. Eres mi fortaleza, eres mi guardián y tengo la plena certeza de que no duermes ni descansas, sino que siempre estás atento para protegerme y darme nuevas fuerzas para que mañana salga a luchar con valentía. Tú eres mi consuelo en todas mis luchas y me das fuerza para sacar adelante todo lo que me propongo.

Eres el descanso de mi corazón, gracias por ser la defensa de mi vida, la roca y peña en la que me amparo. Recibe cada uno de los latidos de mi corazón como manifestación de alabanza y de bendiciones a Ti, que eres todo para mí. Gracias por tu bendición y por dejarme dormir tranquilo y sereno.

Amén.

Déjanos tu comentario