ORACIÓN DE LA NOCHE DEL JUEVES 10 DE MAYO

Gracias, Señor, por llenarme de tu amor, gracias por este día que viví por tu infinita misericordia. Gracias por mostrarme tu presencia en cada paso que di durante el día, mi corazón se regocija en Ti, mi existencia se alegra en tu presencia. Gracias por mostrarme el camino correcto, mi mente se llena de la luz de tu amor y así quiero estar siempre. Que no me canse de seguirte y alabarte, Señor, que pueda tener palabras llenas de serenidad, que no me traicione mi corazón que muchas veces tiende a ser altanero. Aplaca mis iras, mis miedos, no me dejes solo, mi Dios, dame tu fuerza que se muestra en lo pequeño y lo sencillo.

Dame tu Espíritu que me lleva a descubrir tu misericordia. Si hay algo que aún no es según tu voluntad, sácalo ahora con tu Espíritu y hazme solo para Ti. Dios bueno y justo, te doy infinitas gracias porque he podido llegar a esta noche, porque antes de irme a descansar puedo hablar contigo y dejar mis cargas y preocupaciones en tus manos. Gracias por toda las bendiciones que me estás dando y por permitirme mañana estar listo para seguir adelante.

Gracias por las sonrisas que he recibido y también por los desprecios, gracias por todos los momentos que viví y me hicieron sentir tu presencia, ya fuera en la alegría o en alguna tristeza, por los amigos que encontré y por aquellos que no fueron.

Dame la capacidad de aprender de mis equivocaciones, para tomar distancia de lo que no me permite avanzar con seguridad. Gracias porque me cuidas, y me das todo lo que necesito para que siga luchando todos los días por mi felicidad. Te amo y en tus manos pongo esta noche, seguro de tu cuidado.

Amén.

Déjanos tu comentario