ORACIÓN DE LA NOCHE DEL DOMINGO 20 DE MAYO

Señor, recibe en esta noche la alabanza que sale de mis labios para Ti que eres siempre bueno y misericordioso con todos. Te alabo con todo lo que existe, canto en honor de tu nombre y delante de tu presencia una gran alabanza porque nada se escapa de tus manos, todo es obra tuya. Me siento en este momento protegido en tus manos, que me expresan la fuerza de un Padre y la ternura de una madre. Gloria y alabanzas a ti, Padre celestial, porque te has hecho uno como nosotros en la persona de tu hijo Jesucristo para enseñarnos cómo debemos amarte y amarnos los unos a los otros.

Gracias por iluminar mi caminar con tu palabra, porque ella es lámpara en mi camino y bajo esa luz puedo descubrir lo que quieres para mi vida. Gracias, Señor, porque aunque las cosas no salgan bien en algunos momentos de mi vida, tengo la confianza en Ti, en tu poder y en tu sabiduría. Gracias por todo el bien que has hecho por mí, inclinas tu oído y escuchas mis súplicas, sales en mi defensa y me libras de caer en el peligro.

Dame las fuerzas, mi Dios, para creer que estás actuando aunque yo no te pueda ver. Ven a darme la calma que necesito para descansar, porque sólo en tu paz puedo encontrar la tranquilidad.

Limpia mi interior, sana las heridas de mi niñez, háblame en lo secreto de mi alma y muéstrame el camino de la salvación, estoy abierto a tu voluntad.

Amén.

Déjanos tu comentario