ORACIÓN DE LA NOCHE DEL DOMINGO 19 DE NOVIEMBRE

Señor, quiero acercarme a Ti y dejar que sigas llenando mi corazón con tu fuerza, esa que me impulsa a buscarte y a dar lo mejor de mí cada día. Gracias, bendito Señor, por todas tus obras en mi vida, porque me llevas de la mano, guiando cada uno de mis pasos. Que tu Palabra venga a mi corazón y sane lo que está enfermo e imprima calor a todo lo que está helado.

Mi Dios, sana todas las emociones negativas que los problemas me han ocasionado y no me dejan tener tranquilidad junto a las personas que amo.

No dejes de sembrar en mí Tu Palabra, sigue esparciendo tu semilla de felicidad en mi corazón, ten paciencia conmigo, para que tu palabra vaya germinando en mi interior y pueda dar los frutos que esperas con mis acciones. Señor, cuando experimente que no puedo más, que las dificultades no me permiten estar tranquilo, dame tu fuerza para no dejarme ahogar por los problemas, que tenga la fuerza para seguir luchando y la sabiduría para encontrar caminos de solución que me ayuden a salir de la angustia y la desesperación.

Tú tienes el poder para hacer nuevas todas las cosas y vencer todo aquello que quiere acabar con nuestra esperanza. Porque solo Tú puedes darme paz en el corazón cuando las situaciones complicadas aumentan.

Eres grande, Señor, tu amor no tiene comparación, Tú no me defraudas y eso me anima a buscarte con un corazón indivisible. Quiero vivir en tu gracia, para irme a dormir tranquilo confiando en tu amor, dame una fe firme para no dejar que los problemas me quiten las ganas de seguir luchando.

Amén.

Déjanos tu comentario