ORACIÓN DE LA NOCHE DEL DOMINGO 18 DE DICIEMBRE

Señor, ahora, cuando todo está en silencio, en este momento, cuando ya me voy a dormir, quiero pedirte que me des la capacidad de encontrar fuerza y ánimo en mi corazón. Te pido que me quites todos los miedos que la oscuridad me puedan ocasionar y dame la valentía de saber enfrentar a los enemigos del amor con fortaleza y claridad.

Cuando las dificultades se hacen muy fuertes y parecen que no las podemos solucionar, que no me dé por vencido, sino que sea capaz de comprender y encontrar las soluciones necesarias. Te suplico que no me dejes solo y me des todo el amor que necesito para seguir adelante.

Te amo y confío en que en este momento me estás bendiciendo. Nada de lo que hago valdría la pena si no estás Tú en mí y me impulsas a actuar de manera correcta. No me sueltes, Jesús, quédate conmigo siempre, dame tu amor y tu bondad, inspira en mi corazón tus propios sentimientos. Quiero sentirme protegido por Ti para tener la paz que necesito, para vencer todas las preocupaciones que tengo en el corazón. Sólo deja en mí aquello que me da tranquilidad, lo que me da paz y me deja sonreír y suspirar.

Gracias por mostrarme Tu Amor y Tu Misericordia, gracias por el don de la fe, gracias por sostenerme en las adversidades.

Gracias por llenarme de ánimo y de valor, aún en los momentos de soledad y desasosiego; porque siempre estás conmigo. Llena mi corazón de tu amor y de tu fuerza para ser capaz de mantenerme firme y no rendirme. Que mi vida sea reflejo de Tu Amor, porque sin Ti la vida no tiene sentido. Ahora me abandono en Tus brazos para dormir.

Amén.

Déjanos tu comentario