ORACIÓN DE LA NOCHE DEL DOMINGO 11 DE MARZO

Señor, quiero ir a la cama confiado en que Tú me arropas con tu amor. Bendito sea mi Dios, mi amparo, mi refugio, en quien confío, quien me libera y me muestra su amor en cada una de mis situaciones, en cada una de mis experiencias, siempre estás conmigo recordándome tu amor. Gracias, mi Dios, por todo lo bueno que hay en mí, por esos sentimientos positivos que me animan a seguir luchando con valor. A veces perdemos el control de la vida, tomamos caminos equivocados, nos apartamos de Ti y experimentamos el miedo y la angustia de no ser parte de tu rebaño.

Hoy te quiero pedir por los que no te conocen, por los que no han descubierto tu grandeza, que no han reconocido tu bondad. Tócalos ahora, Señor, que puedan sentir tu amor, que siempre acudan a Ti para que les des la paz que necesitan. Que descubran en el dolor tu presencia, que sientan que sus vacíos los pueden llenar con la oración y así descubrir que el único amor fiel, verdadero es el que Tú nos das.

Una alabanza gigantesca para Ti, Señor, quisiera que siempre estés llenándome, acompañándome, protegiéndome y consolándome. Llenáme de mucho ánimo; hazme ver todos los motivos que tengo para estar animado y seguir alegre.

Ven a inundar mi corazón con tu amor, para ser misericordioso como Tú lo eres, para perdonar como Tú perdonas, para aceptar como Tú lo haces conmigo. Dame la posibilidad de dormir tranquilo y sereno, para mañana estar dispuesto a seguir adelante.

Amén.

Déjanos tu comentario